sábado, 11 de julio de 2009

COMO PESCAR

Como pescar

La idea de esta sección es la de dar consejos, datos e información sobre pesca tanto para iniciados en este deporte como para quienes planean acercarse por primera vez.
Aprender como pescar es justamente para estos últimos, con una guía con consejos sobre como encarar la pesca, como elegir la caña y la carnada y como lanzar correctamente. Quienes aman la naturaleza, se sienten atraídos por esta actividad y quisieran comenzar pero sienten que puede ser muy difícil o complicada aquí van a encontrar justo lo que buscan.

Pensando en los pescadores más expertos presentamos una guía a una de las pescas más complejas pero apasionantes; la trucha. Todos los aficionados a la pesca que han probado la pesca de la trucha hablan de ella con gran pasión y la describen como uno de los más bellos y apasionantes deportes y una de las más sanas y hermosas aficiones.
Aprende como pescar
Elegir la carnada correcta es fundamental para lograr un éxito mayor, pero esto no siempre es fácil. Existe una gran variedad de las mismas y la preferencia de los peces varía según múltiples factores como la especie, la hora del día, la temperatura del agua y no existe una carnada perfecta que funcione en todos los casos.

Los anzuelos presentan la misma dificultad que saber como pescar, importancia y variedad, por eso presentamos una guía para elegir el correcto según la especie que busquemos. Cada anzuelo fue creado para cada especie que se intenta pescar y la mayoría de los anzuelos que hoy existen son el resultado de un largo proceso de pruebas y errores desde la edad de piedra y de el esfuerzo y la experiencia de miles de pescadores de distintas generaciones.

Tipos de anzueloZ.

El anzuelo es uno de los elementos más importantes a la hora de pescar y según el pez que intentemos pescar será el anzuelo que debamos elegir, además este deberá estar siempre en impecables condiciones para no sufrir por pérdidas de piques inesperadas. Dada la evolución por la que han pasado los anzuelos y la incontable variedad de peces es imposible enumerar los distintos anzuelos. A esto hay que agregarle que cada fabricante tiene su propia norma de medida, lo que hace casi imposible compararlos.

Cada anzuelo fue creado para cada especie que se intenta pescar y la mayoría de los anzuelos que hoy existen son el resultado de un largo proceso de pruebas y errores desde la edad de piedra y de el esfuerzo y la experiencia de miles de pescadores de distintas generaciones. De todos modos las formas básicas de los anzuelos no han variado significativamente y todos tienen tipos particulares de ojo, abertura, pata, curva, paso, muerte y traba.
El ojo: es el agujero por donde se ata el hílo o el sedal a los tipos de anzuelos. En principio puede parecer que no es tan importante para la pesca pero puede influir mucho. Dependiendo del tipo de ojo será la posición que adopte el anzuelo en el agua. Por ejemplo los anzuelos a los que se le deja el ojo hacia arriba tienden a ir hacia abajo en el agua y viceversa. Para lo que más influye esto es en el desplazamiento y el engaño en el agua. Entre los distintos tipos de ojos están: ojo redondo, redondo adelgazado, tipo loop, ojo aguja, ojo plano.
La pata o vástago: es la parte que se extiende desde el ojo hasta donde empieza la parte curvada, conocida como curva. Cambian básicamente en su longitud y forma. Con una pata larga evitamos que el pez pueda cortar el hílo y nos permite engancharle más carnada. Las hay rectas, curvas (sirven para acomodar ciertos tipos especiales de mosca o insecto que se quiera imitar) y barbado (son cortes en el metal del vástago usados para colocar más carnadas).
Los diferentes tipos de anzuelos
Garganta: La distancia del centro de la curva hasta la línea entre la punta y el vástago.
La curva: la curva es la parte baja del anzuelo de forma curva. Es la parte a la que se le efectúa una mayor fuerza cuando se clava en la presa. Hay de curva caída y semicirculares, variando según el tipo de pez, su boca y su forma de comer.
La abertura: es la distancia entre la punta y la pata y varía según la especie y el tamaño de su boca.
La punta y la barba: denominados a la punta a la parte afilada que se clava en la boca del pez. Deberá estar siempre afilada y no debe de penetrar con mucha fuerza la boca de la presa. En tanto la barba es la proyección hacia atrás de la punta y su objetivo es evitar que el anzuelo se zafe luego de clavarse. Algunos tipos de anzuelos de puntas son: punta superior, tipo cuchillo, de aguja, sin barba, recta, curva, reversa y derecha entre otras.
A modo de guía ofrecemos esta tabla con las medidas de los anzuelos para las distintas especies. Estos son algunos de los anzuelos más comunes dentro de los miles que existen.
Peces de agua dulce
Peces de agua salada
Pejerrey: 8 al 2/0
Manduví: 8 al 2/0.
Pejerrey: 10 al 1.
Pescadilla: 4 al 1.
Carpa: 4 al 3/0
Manguruyú: 1/0 al 8/0.
Corvina rubia: 1 al 4/0.
Burriqueta: 4 al 1/0.
Lisa: 12 al 2.
Pacú: 3 al 3/0.
Corvina negra: 3/0 al 7/0.
Sargo: 1 al 2/0.
Tararira: 3 al 4/0.
Palometa: 3 al 2/0.
Tiburones: 12/0 al 16/0.
Salmón: 3/0 al 10/0.
Bagre: 8 al 1/0.
Moncholo: 3 al 5/0.
Cazón: 7/0 al 10/0.
Róbalo: 1 al 4/0.
Boga: 8 al 1/0.
Patí: 8 al 10/0.
Gatuzo: 2/0 al 5/0.
Lenguado: 1 al 4/0.
Corvina: 3 al 4/0
Surubí: 5/0 al 12/0.
Pez limón: 3/0 al 7/0.
Congrio: 3 al 4/0.
Chafalote: 3/0 al 6/0.
Pirapitá: 2 al 1/0.
Anchoa: 1 al 6/0.
Bonito: 1/0 al 4/0.
Dorado: 5/0 al 10/0.
Picopato: 1/0 al 4/0.
Pez palo: 3 al 1/0.
Brótola: 4 al 2/0.
Manduvá: 1/0 al 4/0.
Chanchita: 10 al 4.
Mero: 4/0 al 7/0.
Besugo: 3 al 3/0.

Como pescar truchas

Todos los aficionados a la pesca que han probado la pesca de la trucha hablan de ella con gran pasión y la describen como uno de los más bellos y apasionantes deportes y una de las más sanas y hermosas aficiones.

Como dijo J. Agut en el libro "La pesca de la trucha" de 1970: "Igual que una hermosa hada, que encanta y seduce por sus hechizos, la pesca de la trucha, para todo el que la vive de cerca o de lejos, ejerce un atractivo incomparable, y de tal modo cautivador, que muchos de sus adeptos hacen de ella su solo amor y le permanecen fieles para siempre"Aquí nos proponemos ofrecer una serie de consejos sobre como pescar truchas y practicar este atrapante deporte.
El pescador
Antes de comenzar debemos estar seguro de poseer las siguientes cualidades: ser observador, muy paciente, habilidoso y conocer bien el río en que pescaremos. Si no creemos dar con estas aptitudes tal vez lo mejor sea buscar otro tipo de pesca.
La observación: Hay que ser curioso, inquisitivo e interesarse por todo lo que rodea a la pesca como el sol, las nubes, el viento, las corrientes. Hay que tomar todos estos factores en consideración y no se puede librar nada al azar
Paciencia: Es fundamental saber esperar, dominar los nervios, tener constancia e insistencia. Tanto para lidiar con los “tiempos muertos” como para no desanimarse. Pero no solo eso, inclusive hay que ser paciente en el momento que logramos que la trucha muerda el anzuelo. Cuando esto ocurre es fundamental saber esperar al momento justo porque no sirve apurarse porque esto rompería el hilo o le permitiría zafarse más rápido. En este caso la pieza debe ser sacada sin prisa, cansándola poco a poco, dándole hilo y recuperándolo hasta extenuarla.
Habilidad: Debemos tener la rapidez, soltura y disposición adecuadas para poder lograr nuestro objetivo. Esta cuenta tanto para la elección de las carnadas (que varían según tipo de trucha, río, época del año, etc) y la precisión para lanzarla. También hay que tener la rapidez suficiente para clavar el anzuelo en el momento justo cuando la trucha muerde la carnada, que además debemos de tener bien identificada y esto requiere una vista muy precisa.
El río
Es de fundamental importancia conocer bien el río ya que no son todos iguales. Los hay más angostos, con aguas límpidas, de gran caudal, con pequeñas cascadas, con aguas hirvientes y espumosas, entre otros. Además los mismos ríos pueden cambiar año a año dependiendo del caudal, crecidas o sequías, cambios que son determinantes para la pesca de la trucha.
Aprende como pescar truchas
La trucha y sus características
Igual de importante que todo lo anterior es conocer al pez y saber como pescar truchas, sus gustos, sus movimientos, sus variantes, sus instintos, sus costumbres, sus sentidos y sus reacciones.

La trucha común es un pez de agua dulce que pertenece a la familia de los salmónidos que se distinguen por poseer una pequeña aleta dorsal, secundaria y adiposa cerca de la cola. Se encuentra en ríos de agua pura y cristalina en especial de aguas rápidas de suelo arenoso y pedregoso. También se la encuentra en algunos lagos y lagunas de montaña.
La voracidad: Una de sus principales características es su inagotable voracidad, es prácticamente insaciable. De todos modos conserva un sagaz instinto de conservación que la aleja del peligro la mayor de las veces. Pero muchas veces le hace perderlo momentáneamente y hasta incluso a devorarse entre ellas mismas.
La visión: Su vista es extraordinaria, siendo esta su mejor defensa. Puede identificar al pescador a una gran distancia y tiene una visión tanto frontal como lateral. Una ves que tiene contacto visual con el pescador no morderá ninguna carnada por más tentadora que sea. Esto hace que se fundamental pescar río arriba para evitar ser divisado, no de frente a ellas ni desde adentro del río.
Su comida: Todo lo que sea insectos, gusanos, larvas o mosquitos son habituales comidas de la trucha. Pero no come durante todo el año lo mismo. Pero hay que tener en cuenta que come a sus presas vivas, por lo que la carnada debe de estar lo menos lastimada posible para que parezca viva, porque de lo contrario la rechazará.
La posición: Debemos conocer muy bien la posición de la trucha en el río, sus puestos de caza, sus puestos de descanso y sus refugios. Cuando los ríos están muy crecidos la trucha se suele quedar en remansos y tabladas para resguardarse de las crecidas detrás de cualquier obstáculos como piedras o troncos. Cuando los ríos disminuyen su caudal la trucha remonta la corriente y puede ser pescada en la misma. En tanto en verano se la suele encontrar en el medio del río y entre los hervideros donde el agua es más fresca y oxigenada. Hay que tener en cuanta también que todo refugio que le sirva para resguardarse de los pescadores es aprovechado por la trucha como las rocas, entre las grandes piedras, hierbas acuáticas o raíces de los árboles de los márgenes del río. Para cazar suele dirigirse a puestos de caza cerca de su lugar de reposo.
Carnadas

La carnada es uno de los elementos más importantes en la pESCA.

Existe una gran variedad y elegir la correcta no siempre es fácil. La preferencia de los peces varía según múltiples factores como la especie, la hora del día, la temperatura del agua y no existe una carnada perfecta que funcione en todos los casos.
Por tanto es importante cuando vayamos a pescar llevar una gran variedad de carnadas que nos permitan ensayar y dar con la correcta. Podemos dar con la indicada por nuestra experiencia, nuestro conocimiento de las especies o simplemente- y lo más probable que sea así- por fortuna. El objetivo básico de las carnadas es, aprovechando las necesidades alimenticias y la “glotonería” de los peces, engañarlos para nuestro provecho. Como ya dijimos existen muchas carnadas, pero estas se agrupan en dos grandes categorías: las naturales y las artificiales.
Carnadas naturales
Las naturales son aquellas que están compuestas por materia orgánica viva o fresca y presentes en el medio como lombrices, insectos o crustáceos. Aquí hay que tener en cuenta que la que elijamos debe ser parte de la dieta del pescado, ya que si le ofrecemos por ejemplo un insecto que no se encuentra presente en su hábitat, es muy probable que desconfíe de el o simplemente no lo atraiga. También hay que considerar como lucirá la carnada en el anzuelo, ya que si esta luce muy distinta a como la ve normalmente no se verá tentado.
Una buena técnica para probar si estamos eligiendo la correcta y tentar a la presa es arrojar ejemplares de la carnada al agua y ver si la come. De ser así habremos logrado dos cosas: primero, comprobar que la carnada lo atrae y segundo confiar al pez de que es un alimento seguro.
Hay que tener especial cuidado en la conservación de las carnadas, almacenándolos en lugares frescos y ventilados para conservarlos en buen estado. Muchas veces se da que el pescador llega a su lugar de pesca y comprueba que tiene todas las carnadas podridas asegurándonos el fracaso.
Las mejores carnadas para pescar
Las artificiales
Las carnadas artificiales, conocidas como señuelos, son elementos que no se encuentran en la naturaleza y han sido fabricados especialmente por el hombre para engañar al pez. Algunos imitan su alimento por lo que tienen la forma exacta de una mosca, una lombriz o un cangrejo entre otras. Otras son simplemente un objeto extraño que lo molesta y lo atrae irritándolo con el ruido o el movimiento, con el color o invadir su territorio
Una desventaja que presentan frente a las carnadas artificiales es la falta de olor, pero hoy en día existen productos denominados atrayentes que impregnan al señuelo de olor a base de esencias naturales o artificiales. Se los puede dividir en tres grandes grupos: de acción de fondo, de media agua y de flote. Evidentemente estas categorías dependen del lugar que van a ocupar en el agua para realizar el engaño.
Pero también se pueden categorizar según su forma. En ese sentido tenemos los que imitan el alimento del pez que pueden ir de una simple lombriz a una compleja replica de una rana. Luego tenemos las cucharas; esta es una de las carnadas más genéricas, pudiéndose utilizar con la mayoría de las especies indistintamente. Hay giratorias y ondulantes. Las giratorias atraen al pez por medio de una vibración que genera ondas en el agua. Las segundas se mueven de forma tal que el pez cree que es otro pez moviéndose de forma natural. Por ultimo tenemos los fiocos, utilizados para el trolling. Son arrastrados desde una embarcación a velocidades constantes y no muy rápidas hasta que el animal lo tome.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada